El biocontrol como mecanismo de defensa para la producción de nueces

Cada año los nogales fructifican a mediados de primavera, pero en las últimas temporadas productores de nordpatagonia advirtieron que antes de que estos lleguen a madurar, los árboles se secan completamente y mueren sin llegar a generar el fruto. Ante esta problemática muchos productores buscaron asesoramiento en el CIEFAP para conocer la procedencia de esta patología que genera serias complicaciones en el aprovechamiento de los montes de nogales.

Ariel Marfetan, biotecnólogo e investigador integrante del equipo de trabajo del CIEFAP/CONICET cuenta sobre el proyecto de biocontrol que investiga sobre esta problemática y desarrolla herramientas para que producción de nogales alcance su óptimo crecimiento, evitando la presencia de pseudo hongos que causan efectos no deseados en las plantaciones.  

Se detectó que una de las causantes era la presencia de Phytophthora, un Oomycete (un pseudo hongo) que entra por la raíz de los árboles matando el sistema por donde las especies conducen el agua.

En este sentido se realizó un trabajo de campo para detectar los géneros y las especies que provocan esta enfermedad y en segundo lugar se les indicó a los productores sobre prácticas de manejo para que se reduzca la incidencia de esta patología, mientras se realizaban las estrategias de control, entre ellas el uso adecuado de agua.

 

 

Los investigadores del CIEFAP obtuvieron diferentes muestras para analizarlas en el laboratorio, mediante las que determinaron que Phytophthora no era el único problema para las plantaciones de nogales, sino que además intervenían otro género llamado Phytopythium que de manera conjunta causan esta enfermedad.

 

 

Biocontrol

Esta técnica contempla la utilización de algún organismo vivo para controlar a un patógeno y así frenar la enfermedad. Marfetan menciona que en este caso puntual se necesita controlar las especies de Phytophthora y Phytopythium , y para lograr esto, se están probando diversas bacterias que viven alrededor de la raíz de los árboles.

“Estas bacterias crecen alrededor de la raíz y cuando la  Phytophthora y Phytopythium quieren ingresar a la planta se genera una especie de barrera”, sostiene Marfetan y agrega que las bacterias producen un antifúngicos que genera la muerte de la Phytophthora reduciendo su capacidad de ingresar al árbol.

En el caso de que este pseudo hongo logre pasar la primera barrera de la  bacteria, el árbol va a estar mucho más fuerte y con las defensas altas como para frenar el ingreso de este patógeno debido a que las bacterias que se están estudiando son capaces de activar los mecanismos de defensa propios de los árboles, agrega el especialista.

También, previo a esta experiencia, se trabajó en un inoculante, que es un producto líquido que se elabora en el laboratorio y contiene millones de bacterias. Con este producto se riegan las plantas, y como las bacterias necesitan de las raíces, las colonizan protegiendo las plantas de los patógenos.  

 

 

Trabajo colaborativo

El Dr. Marfetan destaca el trabajo colaborativo y estratégico con el INTA y los productores del clúster de frutos secos de Patagonia norte y menciona que fue fundamental, básicamente, porque cada sector aportó sus capacidades en este proyecto, como el manejo agronómico y del comportamiento del campo teniendo en cuenta que el INTA mantienen contacto directo con los productores.

El proyecto de biocontrol, del cual forma parte la Dra. María Laura Vélez, inició sus investigaciones en el desarrollo de un producto para controlar el mal del ciprés, expandiendo su área de estudio al biocontrol en el nogal. Asimismo y en esta línea, junto al INTA y al trabajo colaborativo con esta institución y otros productores se está comenzando a evaluar estrategias  a de biocontrol para la producción de cerezas, frutillas y fruta fina. 

El investigador del CONICET también recuerda que en las últimas décadas la producción de frutos secos y en especial de las nueces ha crecido mucho en la Patagonia. El país dejó de ser mero un importador para convertirse en exportador con dos grandes centro de producción como la región de Cuyo, seguido por nuestra región que tiene como epicentro el valle de Rio Negro donde se producen además, avellanas y almendra. 

 

Frutos Secos de la Nordpatagonia

En el marco de un valioso trabajo interinstitucional el CIEFAP asistió al Clúster de Frutos Secos de la Nordpatagonia, hoy conformada por varias organizaciones e instituciones públicas y privadas de la región.

 

 

La Ingeniera Agrónoma, Diana Fernández, integrante de la  Agencia de Extensión de INTA del Valle Medio, quien trabajó  junto al CIEFAP menciona que tener agentes de biocontroles “es una técnica muy importante, porque su implementación genera que se evite la mortalidad de las plantas en el campo para luego lograr tener una plantación pareja”.

“El mundo está girando hacia otra manera de producción y control de plagas y enfermedades  pensando en la agroecología”, señala. Y comenta que los productores han recibido de excelente manera los aportes que se efectuaron desde el CIEFAP y esperan, en este sentido, que se continúe avanzando en la investigación.

 

Leer más:  http://www.patagoniaforestal.org.ar/index.php/secciones/proyectos-del-ciefap

 

Escuchá a Ariel Marfetan en Patagonia Forestal - Radio Nacional Esquel: https://open.spotify.com/episode/47oXtJfUjiOAagrWdOyWMi?si=jNG-h4XGQSedi3cHLYeBJQ

 

 

 


Imprimir   Correo electrónico