El Sector Foresto Industrial avanza hacia una Argentina como potencia forestal.

CALDERA ubicaci├│n

Bajo el lema “Hacia una visión compartida del sector forestal argentino al 2030” referentes forestales del país, pertenecientes a más de 40 entidades representantes del ámbito público y privado participaron de cuatro talleres intensivos entre los meses de agosto y noviembre de este año para delinear las claves de la estrategia nacional que posicionen a la Argentina como potencia forestal sustentable en el 2030.

 La plataforma ForestAr2030 es liderada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, impulsada además por la Secretaría de Agroindustria y los Ministerios de Producción y Trabajo, Salud y Desarrollo Social, Educación, Cultura y Ciencia y Técnica, bajo la coordinación de la ONG líder en conservación global The Nature Conservancy (TNC). Facilitados por la Escuela de Posgrado de Innovación Sistémica el ITBA, los encuentros se desarrollaron con el propósito claro de consensuar una visión y objetivos compartidos. En representación del CIEFAP, participaron en los talleres el director ejecutivo Dr. José Daniel Lencinas y el investigador Dr. Gabriel Loguercio. 

Los participantes construyeron de manera conjunta una visión de cara al 2030:

“Argentina reconoce el potencial de sus bosques, valorizando los servicios ecosistémicos que brindan y especialmente su rol en la mitigación del cambio climático. Para el 2030 lo aprovecha de manera sustentable, generando oportunidades que fortalecen las economías regionales; en el contexto internacional, es un actor confiable y competitivo de los mercados globales de productos de base forestal.”

Lencinas, resalta que "esta iniciativa va concretando las primeras metas planteadas y sustentarán el trabajo de conformación de un plan estratégico de alto nivel con sus correspondientes planes de acción". Además, expresa que "bajo las particularidades sectoriales de Patagonia, ForestAr2030 nos debe presentar oportunidades para el desarrollo de nuevas plantaciones, pero con claros objetivos de generación de productos con mayor valor agregado al actual. Tanto los bosques nativos como los bosques implantados en Patagonia representan en superficie aproximadamente el 8% de los respectivos totales en el país. Los recursos forestales actuales en la región patagónica generan más de 2.500 puestos laborales directos, a los cuales se suman los generados por actividades asociadas al bosque como el turismo, actividades agropecuarias, entre otras. Por otro lado, la superficie relativamente reducida exige estrategias de diversificación de productos con alto valor agregado con un desarrollo industrial adaptado a nuestra región, bajo un esquema de complementación de productos forestales tradicionales con nuevos productos orientados a nicho de mercados".

Por otro lado, la visión de lograr establecer un patrimonio forestal a nivel nacional de 2 millones de hectáreas forestadas al 2030 es un dato de significancia no solo para la dinamización del sector sino también por su contribución a la mitigación del cambio climático expresó el Dr. Loguercio. Las forestaciones pueden hacer una significativa contribución al compromiso de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que el país ha asumido frente al Acuerdo Climático Global de Paris. Y este efecto sería aún mayor en el futuro si se considera el almacenamiento de carbono en la cadena de valor de productos de madera y su efecto de emisiones evitadas por sustitución de otros productos altamente demandante en energía fósil, y el uso bioenergético. De ésta manera, ForestAR 2030 transforma el desafío del cambio climático en una oportunidad de desarrollo para el país.

En cuanto a los bosques nativos Lencinas enfatizó que deberíamos lograr ampliar a escala nacional prácticas de manejo sustentable, de tal forma que los diversos productos que se generen, tengan el atributo de la sustentabilidad como la marca distintiva desde el inicio de la cadena productiva igualando las prácticas de los países líderes en materia forestal.

P1100911

Esta agenda de trabajo es parte de los compromisos asumidos por Argentina frente al cambio climático y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU. De los talleres de trabajo resultaron ejes directores para construir y consolidar la promoción del sector:

Marco regulatorio: Adecuar el marco jurídico para que asegure estabilidad y reglas claras que permitan y faciliten inversiones a lo largo de la cadena de valor. Asegurar un marco legal y fiscal para la integración de actividades productivas y servicios socioambientales, y generar las condiciones necesarias para atraer grandes inversiones industriales.

Competitividad: Generar condiciones de competitividad (foco en logística) para asegurar el retorno de las inversiones que traccionen la demanda de los bosques actuales y futuros.

Investigación + Desarrollo + Innovación: Contar con un programa de I + D + I específico que oriente y sinergice el esfuerzo de todas las instituciones involucradas y que seleccione sectores estratégicos para direccionar dichos esfuerzos.

Ordenamiento territorial: promover un ordenamiento territorial integrado y de manera participativa para planificar y priorizar el desarrollo del sector forestal y productivo en las regiones y asegurar la viabilidad ambiental social y económica de las inversiones. Asegurar que el ordenamiento territorial mantenga una coordinación coherente en el corto y largo plazo con la valoración del bosque.

Institucionalidad: Crear un ente gubernamental que nuclee los esfuerzos de distintos organismos del ámbito forestal y que permita hacer un seguimiento del cumplimiento de los objetivos y metas de la plataforma ForestAr2030 y en particular del Plan Estratégico.

La estrategia forestal ForestAR 2030 fortalece las acciones llevadas a cabo por el presidente de la Nación Mauricio Macri a través de la Mesa de Competitividad Foresto – Industrial.

 


Imprimir