Etnobotánica y conservación biocultural de los berries nativos patagónicos.

Objetivo:

Estudiar el aprovechamiento local de berries patagónicos, sus prácticas de manejo, cultivo e inclusión en la dieta de poblaciones locales patagónicas.

 

Marco conceptual:

La etnobotánica es la disciplina que estudia la relación entre los pueblos y las plantas considerando su dimensión cultural, social, biológica y ambiental (Albuquerque, 2010). Debido a múltiples factores, el estudio de los frutos comestibles ha aumentado significativamente también en las disciplinas farmacológicas y las ciencias médicas y agronómicas debido al incremento en el uso de este tipo de recursos en las sociedades modernas y por la búsqueda de nuevas formas alimentarias o medicinales. Además, a nivel mundial se ha incrementado el reconocimiento del valioso aporte de los saberes y prácticas tradicionales para tratar temas de salud y nutrición que aún no han sido resueltos y que siguen surgiendo con los nuevos estilos de vida, por lo que son esenciales los proyectos de desarrollo que puedan articular distintas aproximaciones de trabajo y estudio. Particularmente en la Patagonia, diversos estudios describen los amplios conocimientos que poseen las comunidades rurales (originarias y/o criollas) sobre su entorno vegetal (Molares & Ladio, 2009; Cardoso et al., 2012; Richeri et al., 2013) y en especial sobre aquellas plantas que inciden en su sistema de salud. Muchas de estas comunidades locales son descendientes de pobladores de origen Mapuche-Tehuelche, otras tienen raigambre criolla y/o son descendientes de distintas oleadas de colonos que llegaron a la región desde hace aproximadamente un siglo (Ladio & Molares, 2014). Estudios etnobotánicos en comunidades Mapuches muestran que existe una superposición del sesenta y Formulario Programa 7: Investigación y Desarrollo de carácter estratégico. tres por ciento entre especies comestibles y medicinales, es decir que se las usa indistintamente según el contexto (Ladio, 2006a). Entre ellas se encuentran las especies nativas patagónicas con bayas pequeñas que han servido como alimento y medicina desde tiempos ancestrales hasta la actualidad, formando parte tanto de su vida material como simbólica (Rapoport et al., 1999; 2003; Ladio & Lozada, 2000; 2001; etc.). Existe un sinfín de “berries” silvestres o semidomesticados que han sido escasamente estudiados o utilizados, como en el caso de los nativos de la Patagonia. En este sentido, estudiar el conocimiento ecológico local refiere conocer aquellos componentes y prácticas in situ y ex situ que mantienen viva la historia y la experiencia acumulada del uso sostenible del ambiente, y que en consecuencia, brinda riqueza de respuestas y soluciones para la sobrevivencia (Folke et al., 2002). Dado que las especies con bayas pequeñas, han servido como alimento y medicina desde tiempos ancestrales hasta la actualidad formando parte tanto de la vida material y simbólica de la poblaciones locales (Rapoport et al., 2003, Ladio & Lozada, 2000, 2001, etc) debemos estudiar su utilización y su rol en los aspectos de integralidad en la salud, no separando lo medicinal de lo comestible, y por ende, representando lo que la ciencia hoy denomina como propiedades funcionales (Etkin, 2001). El grupo de etnobiología (INIBIOMA) posee vinculaciones y gran experiencia de campo con poblaciones locales y sus organizaciones de artesanos y productores. Venimos realizado trabajos etnobotánicos y etnoecológicos desde hace 10 años en Cuyín Manzano (Lozada et al 2006; Eyssartier et al 2008; Ochoa y Ladio 2014) y desde hace 4 años en Villa Llanquín (Ochoa y Ladio, 2014). Nuestras actividades de trasferencia estuvieron enmarcadas interinstitucionalmente entre el 2001-2006 con el Convenio de Cooperación Técnica con el Parque Nacional Nahuel Huapi y la UNCo (Ana Ladio como integrante), denominado “Conocimiento de recursos silvestres y sus usos en poblaciones humanas del Parque Nacional Nahuel Huapi”. Dicho convenio permitió la capacitación técnica y desarrollo de experiencias de revalorización del uso de plantas comestibles medicinales y comestibles junto con pobladores (principalmente, mujeres, de Vila Traful y Cuyín Manzano (Neuquén). Un producto de esa actividad es el libro: Igon, P; A. H. Ladio y M. Lozada. 2007. Plantas Medicinales utilizadas en las comunidades de Villa Traful y Cuyín Manzano. UNco. Ediciones Imaginaria. 67 pp., que fue entregado a los pobladores. Adicionalmente, se distingue nuestro trabajo desde el 2009 en la Feria Franca de Horticultores del Nahuel Huapi que incluye a familias de Villa LLanquín, ámbito donde se podrán trabajar varios ejes de este proyecto en especial aquellos vinculados a la revalorización de las bayas locales y su posible comercialización (mayores detalles ver Ladio et al. 2013). Problemática a resolver y oportunidad que se quiere aprovechar La literatura de la Patagonia argentina-chilena ha dado cuenta de un número aproximado, no estimado totalmente, de berries patagónicos y que aparentemente ha variado su utilización a lo largo del tiempo (Martínez Crovetto, 1980; Rapoport et al., 2003). A pesar de su valor promisorio, estas especies no han sido incorporadas en prácticas de cultivo, ni se ha sometido a prácticas de domesticación y comercialización de manera organizada. Consecuentemente este proyecto pretende, mediante un abordaje interdisciplinario entre distintas instituciones de gestión del área andino-patagónico, desarrollar el cultivo, las prácticas de manejo y el aprovechamiento de los berries patagónicos en poblaciones rurales locales y con ello promover el desarrollo local regional articulando conocimientos locales con el conocimiento científico, las experiencias técnicas locales y las innovaciones que deriven de dicha integración.


Imprimir